La sanación Reiki es la “práctica del Amor y Armonía”.

La sanación Reiki es la “práctica del Amor y Armonía”.

Es porque la energía es la “vibración del Amor, la Armonía y de la Sanación”.

Cuando podamos comprender esto verdaderamente, no es nada difícil vivir la vida según la “ley del Amor y la Armonía”.

En realidad llegamos a aprender a sentir que nos refuerza el alma, ya que la tendencia es a sentir miedo ante lo desconocido y por ende miedo a nosotros mismos negándonos la oportunidad de “sentir” … a vivir el amor sin importar que las cosas esten bien o mal, porque una cosa es el sentir el amor y otra muy clara es cuando aprendemos a diferenciar la responsabilidad de las consecuencias de nuestros actos.

Nuestros actos pueden ser visibles o invisibles.

Nuestros actos visibles responden al orden del control de nuestro comportamiento legal bajo el efecto del respeto propio y en las leyes de control social; y el acto invisible responde al orden espiritual practiques o no dogmas o religión y es cuando entonces debemos aprender a “sentir” el respeto absoluto de la integridad de fuerza universal quien se encarga de la ” Justicia Divina” bajo las leyes del Universo mejor conocida como las leyes de Dios.

No olvidemos que cuando decimos “tengo miedo” o “me da miedo”, solamente nos estas confirmando “la ausencia de Dios de nuestra Fe (inclusive de tu Fe, de lo que practicas) y en nuestro “sentirnos protegidos siempre”.

Igual sucede en cualquier práctica de la conciencia de la creencia y del saber. Es claro que si no practicamos, practicamos y practicamos; solo aprendemos la teoría omitiendo la oportunidad de aprender a sentir.

Generalmente somos presas del sentir con base al resultado de una acción; por ejemplo: si alguien me obsequia algo, y si lo que me obsequiaron me gustó, fluyo en alegría desbordante y hasta puedo decirte “te amo”. Y si no fue de mi agrado; solo digo educadamente … Gracias!

Pero que ocurre con esta acción? A quien hizo el obsequio con el mayor de los esfuerzos, aunque se le rompa el alma …elevó su vibración …porque sus intenciones eran sanas y a quien no valoró el esfuerzo …bajó su vibración …y no estamos hablando todavía del sentimiento que va amarrado esta esta acción; el sentimiento del AMOR . Ese que producimos y se va directamente al universo …y adivinen,el universo nos lo devuelve duplicado.

Y no nos estamos dando cuenta, que la cuenta del banco, esa que nos estresa un poco; no nos deja dormir… y nos olvidamos de lo que estamos enviando al universo en grandes cantidades; enojo, insatisfacción, envidia, incomprensión, abuso con quien tiene que pagar los platos rotos, egoísmo, etc.

Si, recuerden que el Universo solo entiende de vibración y nos la devuelve al doble. Y cuando no nos gusta lo que nos devuelve; entonces Auch! Nos enfermamos. Acabamos tristes, amargados, sin dirección, porque por mas que producimos … no nos sentimos felices.

Es por ello que con esta práctica del reiki, nos ayudamos a entender las diferencias, a valorar, a valorarnos, a darnos de corazón, a desapegarnos, a vivir cuidando de la vibración y de la armonía …sobretodo en la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo,con la comunidad, con el prójimo y con Dios simplemente, dejándonos sentir.

A veces es importante que hagamos un poco de silencio y dejemos fluir la vida, un cielo azul, una gota de agua una alegría, un te quiero, una necesidad, un hasta luego, perdonar todo, pero … con AMOR.

La energía reiki, fluye armoniza y mejora nuestros niveles de salud y el bienestar de nuestro entorno, irradiando su luz de amor.

Gracias Dios!.

La sanación Reiki es la “práctica del Amor y Armonía”.

Os amo.
Namaste!