PAREJAS TÓXICAS III

Pensamos que elegimos pareja de manera libre; porque nos atrae su mirada, su sonrisa, su aspecto físico, pero en realidad hay fuerzas inconscientes que se encargan de forzar esa elección.

Por eso demasiadas veces elegimos parejas tóxicas, o personas que nos van a herir, porque estamos reproduciendo programas inconscientes que muchas veces ni tan solo son nuestros, que son de nuestros padres o ancestros.